Septiembre mes 9. La magia del número 9

Aprovechando que hemos empezado con el mes de Septiembre, que simboliza al número 9 de la manera más auténtica. Me gustaría daros varios apuntes del fascinante número 9, eso sí, sin olvidar recordaros que en este mes, no es «conveniente» firmar contratos, cerrar tratos ni tampoco empezar cosas nuevas, ( acordaros de lo que suele pasar con las colecciones de septiembre o las matrículas a cursos o gimnasios en este mes…) Recomendaría que esperéis al fascinante mes de Octubre 10.

Mi abuelo me ayudaba con las tablas de multiplicar, y me explicó la maravillosa tabla de multiplicar del 9, me lo dibujó en un papel y lo vi claro..

 

Luego con las manos.

9×1 es 9 y 9×10 es 90, eso ya me lo se, contemos las que no me se 1,2,3,4.. apunto primero de arriba a abajo y comprobamos otra vez, escribo de abajo a arriba y ¡ya está!. Con las manos también se puede hacer. Abre las manos mirando las palmas, 9×1: baja el primer dedo (pulgar de la mano izquierda), quedan 9; 9×2: baja el segundo dedo (solo ese) a la izquierda hay 1 y a la derecha 8, son 18; 9×3: baja el tercer dedo, a la izquierda hay 2 dedos y a la derecha 7, son 27 y sigue así ¡Magia!

Por cierto, si sumas los números de cada resultado de la tabla de multiplicar del 9 comprobarás que dan siempre 9: 0+9=9, 1+8=9, 2+7=9, etc. En realidad verás que puedes multiplicar cualquier número por 9 y sumando los números del resultado siempre tendrás 9, por ejemplo 2015×9=18135, 1+8+1+3+5=18, 1+8=9.  Me encanta ¿Y que pasa si a un número cualquiera les sumas 9? Que el resultado de la suma de sus números no cambia. Por ejemplo 2015, 2+0+1+5=8. Si sumo 2015+9=2024 y 2+0+2+4 ¡también es 8!

Una circunferencia tiene 360 grados, 3+6+0=9. Trazamos una línea divisoria y obtenemos la mitad son 180, 1+8+0=9, la mitad de la mitad son 90, 9+0=9 … 45 = 9, 22.5 =9 y así hasta el infinito, vamos trazando líneas hasta que la circunferencia pasa de estar vacía a estar llena, desde el punto central hacia afuera. También se puede llenar desde el borde de la circunferencia hacia el centro trazando figuras geométricas, un triángulo equilátero, un cuadrado, un pentágono, un hexágono, etc. como son concéntricos, se llena primero el borde de la circunferencia y deja el centro hueco.  En el triángulo la suma de los ángulos internos de sus vértices es de 60+60+60=180, que suma 9. La suma de los ángulos internos del cuadrado es 45+45+45+45=45×4=180 que da 9. El pentágono 108×5=540, 9. El hexágono 120×6=720, nueve otra vez ¡Me parece tan fascinante!

Simbólicamente, el 9 es el último de números y el principio de la decena, por eso significa el final y el principio, la totalidad y el vacío, el ying y el yang, la creación, la apertura de la mente y el espíritu. Nueve son los meses que necesita una célula para desarrollar un cuerpo humano.

 

«si a un número cualquiera le restamos la suma de sus cifras, el resultado es un múltiplo de nueve»

El nueve es el último de los números naturales de nuestra escala decimal ¿Por qué decimal? Porque aprendemos a contar con los dedos y tenemos 10. Los números que utilizamos ahora vinieron de mano de los árabes allá por el año 1000, que a su vez lo aprendieron de los hindúes. Hasta entonces utilizábamos los romanos, que son letras.

El 9 un número tan peculiar, hay otros números que también lo son, como pi que se expresa en los círculos y phi que desarrolla la proporción áurea y la secuencia de Fibonacci. La mente del ser humano ha creado estos números para descifrar y comprender los misterios de la naturaleza, el patrón escondido en la creación, por eso encuentro en ellos tanta belleza. Hay magia en los misterios de la creación y eso es lo que expresa el número 9.

Si te gustó esto, comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *